Vals para Novios

Te preparamos para que el gran día de tu boda todo salga perfecto, incluyendo el tradicional Vals para novios o cualquier otro baile que sea de vuestro agrado.

No te precoupes, si tenéis la canción seleccionada o, simplemente os gusta un estilo, nosotros os preparamos para que el día de vuestra boda, el baile os salga perfecto.

Os damos clases individualizadas para que tanto novios y padrinos aprendan a bailar el vals o cualquier otro baile que hayáis elegido. En poco tiempo os movereis con suavidad y elegancia en la pista, dejando a vuestros invitados gratamente sorprendidos.

Además os regalaremos un CD de música de Vals o el estilo escogido para que podais prácticar y bailar el día de tu boda.

Anímate y ven a conocernos.

El Vals

El vals (galicismo de valse que a su vez procede del germanismo Walzer) es un elegante baile musical a ritmo lento, originario del Tirol (Austria) por el siglo XII. El vals conquistó su rango de nobleza durante los años 1760 en Viena, y se expandió rápidamente por otros países. Algunos autores creen que el vals tuvo su origen en la volte, danza de baile en tres tiempos practicada durante el siglo XVI. La palabra vals nació en el siglo XVIII viene de "walzen" (girar en alemán), cuando el vals se introdujo en la ópera y en el ballet.

En su origen tenía un movimiento lento aunque, en la actualidad, se ha convertido en una danza de ritmo vivo y rápido. Su característica más significativa es que sus compases son de 3/4. En el compás del vals, el primer tiempo siempre es considerado como el tiempo fuerte (F), y los otros dos son débiles (d). Así, el patrón es "F, d, d". Al oír la palabra "vals", enseguida se relaciona con música clásica, pero lo cierto es que el vals sólo es una forma musical y puede estar en cualquier estilo, por ejemplo en forma de rancheras mexicanas, aunque el Swing siempre es el ritmo más usado (el cual es de 4/4, en patrón F, d, F, d). Frédéric Chopin, el gran compositor y pianista polaco, aportó una cantidad de excelentes vals para piano y, entre ellos, el vals más breve denominado Vals del Minuto. Los Strauss también destacaron como grandes compositores de vals, especialmente Johann Strauss (hijo). En Latinoamérica existen diversas variantes como el vals peruano, vals venezolano, el vals colombiano, el vals brasileño y el vals ecuatoriano con características que difieren de país a país.

Podemos decir con exactitud que tanto estos compositores como otros muchos, han llegado a formar una música que ha participado en el desarrollo artístico, tan importante para los humanos. Se conocen, por ejemplo, de Tchaikovsky piezas tan famosas como el Vals de El cascanueces, el Vals de La bella durmiente o el Vals de El lago de los cisnes, del mismo modo que habremos oído piezas de Strauss tales como Sangre Vienesa, el Vals de los Novios o el Vals del Emperador

Historia y origen del Vals

El vals es un ritmo de tres tiempos en un compás. Es el baile de salón por excelencia, el clásico baile de salón y el que bailan los novios en el día de su boda. El origen de su nombre viene del término "walzen" (en alemán girar).

Sus orígenes no están bien determinados ya que según unos autores datan de los siglos XII y XIII, basándose en un baile que era conocido como "Nachtnaz"; pero otros autores indican que puede provenir de antiguas danzas germanas medievales y de una danza francesa conocida como "carmaglone".

Una de los orígenes más aceptados es que el vals tiene su origen en los landler, danzas montañesas y rústicas del sur de Alemania y de Austria, que eran bailadas en un lento compás de tres tiempos, en la que las parejas bailaban girando continuamente. Este baile, el landler, al igual que otras danzas de origen campesinas y folclóricas, no eran admitidas por la alta sociedad, pero a finales del siglo XVIII, empieza a ser bailado por la burguesía y la nobleza en los salones y empieza a ser considerado como un baile de salón.

El vals puede tener un origen distinto, si entramos a considerar la diferencias que algunos expertos hacen del mismo: hay quienes afirman que hay un vals vienés, otro inglés y otro francés. No vamos a entrar en discusiones, pues aquí solo queremos dar una pequeña reseña del baile y enseñarlo a bailar nada más.

Este baile condenado por inmoral en algún período de la historia (allá por los años 1812-1813) fue posteriormente aceptado como baile de salón y surgieron diversas variantes del mismo, que como hemos comentado, la más importante es la que derivó del vals Vienés, al vals Inglés, un vals más lento (este baile, parece ser que fue importado de los Estados Unidos y su origen se tiene documentado en la ciudad de Boston; en Inglaterra lo introdujo un conocido club: el Club de Boston).

Después de la Segunda Guerra Mundial, es cuando el vals comienza a conocer todo su auténtico esplendor, y es bailado en grandes fiestas y acontecimientos sociales.

El vals Vienés es más rápido (60 compases por minuto) mientras que el Inglés es más reposado (30 compases por minuto).

Entre la música de vals más conocida está, sin lugar a dudas, El Danubio Azul, de Johann Strauss. También podemos destacar otros vals famosos como Sangre Vienesa, también de Johann Staruss, el Vals del Emperador, el Vals del Murciélago y otras muchas piezas que podemos encontrar de los más diversos autores.

Cómo bailar un Vals

El vals se baila con una pose elegante y erguida. Se debe estar completamente recto, y tratando de no mover ni los hombros, ni los brazos, ni las caderas. La mano derecha del caballero se sitúa en la espalda de la señora (a la altura del homóplato izquierdo). La mano izquierda del caballero sujeta a la mano izquierda de la señora, que apoya su brazo sobre el del caballero.

En el vals sólo tenemos que dar un paso por cada tiempo musical, sabiendo que el vals es un ritmo de 3x4.

El chico comienza con el pie izquierdo y la chica con el derecho. Si nos fijamos en el chico, podemos memorizarlo así: Primer paso, con fuerte impulso propulsor, el chico va hacia la izquierda con el pie izquierdo, le sigue el pie derecho hacia la izquierda, mas corto y con menos viveza, y se termina trayendo el pie izquierdo al lado del derecho, y así volver a empezar, hacia el lado contrario. Como ya sabemos, la chica será lo mismo pero al revés.

Vamos a empezar con los primeros pasos, los más básicos y sencillos. Comenzaremos con pasos rectos hacia adelante y hacia atrás, en un movimiento de vaivén.

Lo primero es juntar los pies, colocarlos rectos y paralelos entre si. El primer movimiento es dar un paso adelante con el pie derecho.

Luego damos un paso adelante con el pie izquierdo y lo colocamos junto al pie derecho (y paralelo a él).

Con el pie derecho damos un paso sobre si mismo (que consiste en levantar el pie y dejarlo de nuevo en la misma posición al bajar).

Ahora vamos a hacer los pasos contrarios (es decir, vamos a volver a la posición inicial). Damos un paso atrás con el pie izquierdo.

Ahora, damos un paso atrás con el pie derecho y lo situamos paralelo al pie izquierdo.

Y damos un paso sobre si mismo con el pie izquierdo (recuerde, levantar y dejar el pie en el mismo sitio).

En este segundo bloque vamos a realizar algún paso algo más complicado y vamos a comenzar con algunos giros. Partimos de la misma posición anterior; los dos pies juntos y paralelos entre si.

Adelantamos el pie derecho hacia adelante, pero girando el mismo 90º para dejarlo en posición perpendicular a nuestra posición inicial.

Hacemos lo mismo con el pie izquierdo, damos un paso adelante girando 90º y dejándolo junto al pie derecho (perpendicular a la posición inicial).

Y en la posición en la que estamos, hacemos un paso sobre mismo con el pie derecho (es decir, levantar y apoyar el pie en el mismo sitio en el que está).

Ahora vamos a volver a nuestra posición inicial, por el siguiente orden; con el pie izquierdo damos un paso hacia atrás girando –90º es decir, devolviéndolo a la posición inicial de partida.

Hacemos lo mismo con el pie derecho, dando un paso atrás y girando –90º y volviendo a la posición inicial y paralelo al pie izquierdo.

Y con el pie izquierdo damos un paso sobre mismo (levantar y apoyar el pie en el mismo sitio) para terminar esta serie.

Para practicar, repetimos esta serie varias veces, hasta que nos veamos sueltos con ella.

Ahora vamos a describir el círculo completo, a base de las series que hemos aprendido anteriormente.

Partiendo de una posición inicial con los pies juntos hacemos la serie uno (pie derecho adelante girando 90º, pie izquierdo adelante girando 90º y paso sobre si mismo con el pie derecho, levantar y apoyar el pie en el mismo sitio).

Para le serie dos en vez de volver a la posición inicial, vamos a la posición frontal a la inicial (la posición inicial vista en un espejo). Damos un paso atrás con el pie izquierdo, pero en vez de hacia abajo hacia arriba (mirando al frente de la posición inicial); hacemos lo mismo con el pie derecho, un paso hacia atrás y hacia; y por último damos el paso sobre si mismo con el pie izquierdo (levantar y apoyar el pie en el mismo lugar).

Para la tercera serie damos un paso adelante con el pie derecho pero en vez de girar hacia la izquierda (este) lo damos girando a la derecha (oeste). Lo mismo hacemos con el pie izquierdo hasta dejarlo en paralelo con el pie derecho, Y por último damos el paso sobre si mismo del pie derecho.

Para la última serie, la serie cuatro, damos un paso con el izquierdo girando hacia abajo (para volver a la posición inicial de partida), luego hacemos lo mismo con el pie derecho, y por último damos el paso sobre si mismo con el pie izquierdo.

Para tener soltura debemos practicar repetidamente estas series para lograr cierta agilidad en los giros.

Los pasos hasta ahora descritos son para una sola persona. Cuando empecemos a practicar por parejas, debemos recordar dos puntos muy importantes:

- Cuando el hombre se mueve hacia la derecha la mujer se mueve hacia la izquierda.

- Cuando el hombre da un paso adelante la mujer lo da hacia atrás.

La pareja de baile se coloca uno frente al otro; el hombre ligeramente desplazado hacia la derecha para que al avanzar su pie lo pueda colocar entre los pies de la señora. Ambos cuerpos deben estar bien erguidos.

Para darle una mayor realce al baile, darle esa sensación de flotar y deslizarse por la pista, debemos saber que en el primer tiempo se apoya todo el pie, en el segundo la punta y en el tercero la punta y luego el talón. En un principio es mejor practicar los giros y movimientos sin tener en cuenta este detalle: cuando lo dominemos, podemos empezar a plantearnos ocuparnos de estos detalles sobre la forma de pisar.

Para practicar estas figuras vamos a dar una serie de pasos muy parecidos a los ya dados, pero con algunas diferencias: el apoyo del pie.

Con el pie derecho damos un paso adelante y dejamos el pie totalmente apoyado.

Con el pie izquierdo damos también un paso adelante, pero desplazándolo hacia la izquierda, dejando la piernas abiertas y apoyando solo la punta del pie.

Y por último llevamos el pie derecho junto al pie izquierdo, apoyando primero la punta y luego el tacón, con lo que completamos la serie, y dejamos ambos pies juntos.

Ahora vamos a dar los pasos para volver a la posición inicial. Damos un paso atrás con el pie izquierdo, apoyando todo el pie.

Con el pie derecho damos un paso hacia atrás desplazándolo hacia la izquierda (dejando la piernas abiertas) y apoyando solo la punta del pie.

Y por último llevamos el pie izquierdo con el derecho, apoyando primero la punta y luego el tacón, dejando ambos pies en la posición inicial, juntos.

Ahora hacemos este mismo ejercicio, tal y como lo hicimos cuando explicamos las 4 series conjuntas para hacer un giro completo de cuatro series. Es la forma de hacer recorridos completos, pero teniendo en cuenta el modo de apoyar el pie (punta, tacón, apoyo completo), para dar esa sensación de sube y baja del vals.

Serie uno movimiento hacia la derecha, serie dos hacia arriba, serie tres hacia la izquierda y serie cuatro de nuevo a la posición inicial.

Ahora la mejor forma que tenemos de aprender es practicar todo lo que podamos, tanto solos como acompañados de una buena pareja de baile. Este baile le ayudará a triunfar en sociedad.

Compás Musical y Compás de Baile

COMPÁS MUSICAL: El compás del vals es 3x4, es decir cada compás tiene tres notas negras.

COMPÁS DE BAILE: El compás de baile tiene la misma duración que el compás musical.

Nº COMPÁS
1
2
Nº TIEMPO
1
2
3
1
2
3
COMPÁS MUSICAL
COMPÁS DE BAILE
PIE DEL CHICO I D I D I D
PIE DE LA CHICA D I D I D I
MEMORIZACIÓN 1 2 3 1 2 3

Diferentes formas de los vals

El vals vienés

Con este nombre se conoce la danza de pasos rápidos, en un tempo que comprende entre 110 y 180 intervalos por minuto. Existen también versiones lentas (tempo de 60 a 80) denominados vals inglés o boston.

En los concursos de baile, el vals vienés se atiene, en la actualidad, a dos formas:

  • el estilo internacional: las parejas de baile permanecen siempre enlazadas, lo que limita el número de figuras. Este estilo de danza es mucho más elegante que:
  • el estilo americano: baile mucho más libre, en este estilo la pareja puede separarse y efectuar figuras variadas.

En el estilo Ballroom internacional, en cambio, las 2 versiones de vals son más reguladas, en lo que se refiere a las velocidades. El vals vienés tiene 58 - 60 compases por minuto (174 - 180 intervalos por minuto), y el vals inglés 28 - 30 compases por minuto (84 - 90 intervalos por minuto).

El vals francés o valse musette

Danza popular típica de París, que surgió en los vals musette.

El vals tango

Danza argentina que se baila en tres tiempos; a esta música se le llama también tango vals o vals criollo argentino.

El vals venezolano

De acuerdo con Luis Felipe Ramón y Rivera, existen dos corrientes en el vals venezolano: el de salón y el popular. En el vals de salón, el instrumento favorito para su ejecución es el piano. Se enfatiza en los nombres de Manuel Azpúrua, Manuel Guadalajara, Rafael Isaza, Rogelio Caraballo y Ramón Delgado Palacios en el inicio de este género en Venezuela, y se dedicaron a la composición de vals de dos partes. A partir de esto, el compositor Antonio Lauro tomó una importante literatura del vals para la guitarra.

El vals de tradición oral, o vals popular, utiliza para su ejecución los instrumentos típicos de cada región venezolana, siendo cultivado mayormente en los Andes y el la región centro-occidental de Venezuela. En la región andina, el violín y la bandola son instrumentos solistas, acompañados de la guitarra, triple y cuatro. En Lara se ejecuta con violín, mandolina, cuatro y guitarra.

La estructura musical característica de los vals populares consta de tres partes. Aún cuando muchos músicos firman sus composiciones con sus nombres, la mayoría han dejado sus creaciones en el anonimato.

En la tradición popular se pueden encontrar el vals en muchos bailes y manifestaciones folklóricas, como el joropo y el tamunangue, entre otros.

El vals peruano

Danza influenciada por los ritmos negros del Perú que se desarrolló a lo largo del siglo XX en la costa peruana, y en particular en la ciudad de Lima. Sus compositores e intérpretes más famosos fueron Felipe Pinglo Alva, Lucho de la Cuba, Arturo Cavero, Los Morochucos, Los embajadores Criollos, Los Troveros Criollos o Chabuca Granda, entre otros. Su auge fue en los años 40 y 50, representando entonces la mayor parte de la producción musical peruana.

Sus pasos son más cortos y más cadenciados que en el vals tradicional. Suele también ser más rápido.

Los vals criollos se inspiran de temas amorosos (Alma, Corazón y Vida, Idolatría), de la idiosincrasia limeña (La Flor de la Canela, Si Lima pudiera hablar, Romance en la Parada), de temas patrióticos (Y se llama Perú) y hasta deportivos (Perú Campeón).

Es hoy en día la expresión más variada del criollismo peruano.

Como género ha sido últimamente renovado por obras de fusión musical chill out, o por influencia del jazz.

El vals mexicano

Cuenta con dos grandes compositores del periodo del porfirismo en México:

  • Juventino Rosas: Sobre las olas (Over the waves; Uber den Wellen)
  • Enrique Mora: Vals Alejandra
  • Ricardo Castro: Capricho
  • Felipe Villanueva: Olimpica
  • Macedonio Alcalá: Dios nunca muere

Otras formas de vals

La música y la danza tradicionales comprenden, asimismo, otros vals más complejos que el vals de 3 tiempos, llamados vals asimétricos, en general de 5, 8 u 11 tiempos.

Los tiempos suplementarios, en el paso de vals, se bailan apoyándose, alternativamente, en cada una de las piernas permitiendo, así, una ligera elevación que acentúa los giros.