¡Pequeños Gigantes!

Esta clase está dirigida a niños con edades comprendidas en dos grupos (de 6 a 8 y de 9 a 13) que quieran iniciarse a bailar en pareja la modalidad de Baile de Salón enfocada al montaje de coreografías con una duración de 1 minuto y medio de estilos como Chachachá, Rock and Roll, Tango, Salsa… como hemos visto en el reciente programa de Tv Pequeños Gigantes.

A continuación especificamos los estilos de bailes por competiciones:

Entre ellos los Bailes Deportivos o Competición: (Latinos) Chachachá, Jive (Rock and Roll), Samba, Pasodoble y Rumba Bolero; y Baile de Salón de competición Retro: Modalidad de baile combinado (Vals, Tango argentino, Pasodoble), Modalidad de Chachachá, Modalidad de Salsa y Modalidad de baile artístico (cualquier coreografía de cualquier estilo en pareja).

En esta ocasión os invitamos a participar en nuestra versión del programa de Tv PEQUEÑOS GIGANTES orientado a niños y niñas de 8 a 14 años, montaremos una coreografía de baile deportivo con una duración de 1 minuto y medio de estilos como Chachachá, Rock and Roll, Tango, Salsa… tal y como sale en la tele.

La entrada es gratuita, comezaremos a las 17.30 el próximo martes, 22 de diciembre, la duración prevista es de 1h. Para apuntarse el único requisito, además de cumplir con la edad, es RESERVAR PLAZA ya que el aforo es limitado.

pequeños-gigantes.jpg

Información y Reservas

Para reservar plaza envianos un email a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla con el asunto ‘pequeños gigantes’, indicando el nombre de tu hijo/a, el del padre o tutor y un teléfono de contacto, o llámanos a cualquiera de nuestros teléfonos:
F. 91 084 47 06 / M. 634 53 93 60

Objetivos de FAMA Pequeños Gigantes

Con esta iniciativa pretendemos potenciar la colaboración, el trabajo en equipo, la conexión con la pareja, descubriendo la sensibilidad de los alumnos a través de la danza, la música y la interpretación en un espacio de “libertad artística” con un ambiente tranquilo, feliz, de distensión donde el alumn@ tenga las herramientas y libertad para poder expresarse toda su esencia.

Con las coreografías se busca trasmitir una idea o un sentimiento a través del cuerpo del bailarín/a, introduciendo movimientos sincronizados con la música, creando así un espacio para la exploración y la creatividad con el objetivo de liberar y desarrollar su potencial expresivo en un ambiente distendido y divertido.

Trabajando la conciencia corporal, la estilización, el equilibrio, el ritmo, la conexión con la pareja, la disociación del cuerpo para integrar así movimientos corporales en los diferentes ritmos.

6 objetivos fundamentales de esta clase:

  • Iniciación de las bases fundamentales de los baile de salón, técnica, estilo y movimiento.
  • Potenciar la elasticidad, la estilización, corrección postural, equilibrio, fuerza y en definitiva mejorar las condiciones físicas del bailarín.
  • Fomentar la creatividad y sensibilidad musical, para poder expresar las emociones a través del movimiento.
  • Fomentar la memoria, potenciando en especial la (auditiva, visual y espacial) musical y coreográfica.
  • Coreografía y repertorio, que el alumn@ pueda aprender e interpretar las coreografías. (Centrándonos primero en un estilo de baile por ejemplo, en Chachachá y así sucesivamente).
  • Crear un espacio de “libertad artística” un ambiente tranquilo, feliz, de distensión donde el alumn@ tenga las herramientas y libertad para poder expresarse toda su esencia.

Estructura y Metodología

  • Calentamiento: Rutina de estiramientos, generales y específicos estiramiento suelo y       flexibilidad (Spagat y Split), acondicionamiento físico, para fortalecer el centro, el equilibrio y la fuerza (abdominales, flexiones, etc.)
  • Ejercicios de Centro: Trabajo de tronco, pelvis y cadera, con movimientos rotativos y ondulados, contracciones y extensiones. Trabajo de piernas y pies con los pasos básicos de los diferentes ritmos (potenciando así agilidad, coordinación, rapidez y memoria). Trabajo de Brazos y manos (Técnica de latinos, “Por debrá”…). Técnica de piruetas y giros, eje corporal y foco.
  • Figuras de pareja específicas de cada baile (realización de pasos, giros y manejo de coordinación en pareja).
  • Trabajo del equilibrio y el centro (con diferentes figuras) en diferentes posiciones estáticas y en movimiento, (suspensión) pequeños saltos, desplazamientos en diferentes planos: alto, medio y bajo (Técnicamente conocido como “Portés” o Elevaciones).
  • Ejercicio de conexión en pareja,  trabajando la conciencia corporal, descubriendo el movimiento como un medio de lenguaje y comunicación, conociendo nuestro cuerpo desde el interior centrándonos en  los diferentes motores de movimiento motivando y fomentando la creatividad, la confianza con la pareja y la seguridad individual.
  • Coreografías y repertorio de cada pareja.

6 Beneficios para los Niños

Cuando los niños aprenden a bailar desarrollan sus capacidades intelectuales y sociales. Cultivan su creatividad y fortalecen su autoestima.

  • Mejora su condición física

aumenta la flexibilidad, fuerza y resistencia física. Ayuda a mejorar la postura, la circulación y el balance, y a desarrollar buena coordinación. También ayuda a tener buena salud cardiovascular.

  • Ayuda a desarrollar destrezas sociales

Los niños aprenden a cooperar y a trabajar en equipo así como a desarrollar relaciones con otros niños de su misma edad en un ambiente creativo de baile donde se promueva el respeto y aceptación de las otras personas también puede ayudar a los niños a mejorar sus destrezas sociales. Les ayuda a desarrollar apreciación y sensibilidad hacia las demás personas, aunque sean diferentes a ellos.

  • Mejora sus habilidades académicas

El baile, al igual que la música y otras artes, aporta muchos beneficios para el desarrollo mental e intelectual de los niños. Los niños que toman clases de baile tienden a ser más exitosos a nivel académico que los niños que no toman clases de baile.
De hecho, algunos expertos del campo de la educación se han dado cuenta que los niños que tienen experiencia en baile suelen obtener mejores resultados en los pruebas escolares y en las competiciones de matemática y ciencia.
El baile ayuda a los niños a desarrollar destrezas claves para tener éxito en lo académico. Les ayuda a desarrollar su capacidad de concentración y disciplina, y a despertar su creatividad.

  • Fortalece su autoestima

Un beneficio del baile en los niños que no debe pasar desapercibido es el aumento en la autoestima. El baile les da la oportunidad a los niños de expresar a su yo y compartir su creatividad con otras personas.
Las clases de baile para niños que promueven el respeto y aceptación de todos los tipos de cuerpo ayudan a los niños a desarrollar una imagen corporal positiva. Mediante el baile, los niños pueden descubrir sus cualidades distintivas y sentir su valor.

  • Desarrolla su creatividad y talentos

Obviamente las clases de baile para niños ayudan a desarrollar el talento por el baile. Esta experiencia permite que los niños despierten su creatividad y talentos por otras artes y disciplinas.
Cuando los niños aprenden a bailar desde una temprana edad desarrollan un profundo nivel de autoconfianza en su capacidad creativa. Esta autoconfianza les permite desarrollar cualquier talento innato que tengan pare el baile, otras artes y otras disciplinas.

  • Ayuda a desarrollar orgullo cultural y respeto por otras culturas

El baile es un instrumento muy poderoso para desarrollar orgullo cultural y respeto por distintas culturas. Cuando los niños aprenden un baile representativo de su propia cultura aprenden a apreciar más su herencia cultural.
De igual manera, cuando aprenden bailes tradicionales de otras culturas los niños aprenden a respetar esas culturas y expanden su conocimiento acerca del mundo.

Consejos y Recomendaciones para la clase

Asistir a la clase con predisposición y constancia, con ropa cómoda que deje ver tu cuerpo (para que así la profesora pueda ver todos tus movimientos) y con un calzado adecuado de acuerdo a las orientaciones de la profesora.

Escribir un pequeño diario con los pasos que se van aprendiendo, y  correcciones del profesor, buscar tiempo de ensayo extra de los ejercicios y coreografías para así aprovechar el doble las clases.